Un blindaje ante tiempos turbulentos

Un blindaje ante tiempos turbulentos

Hace unas semanas, el Banco de México actuó contra todo pronóstico al aumentar la tasa de interés en 25 puntos base. Expertos y analistas del mundo de las finanzas pensaban que Banxico no se atrevería. Esta decisión, ayudó al peso a recuperar terreno y casi de inmediato ganó unas cuantas decenas de centavos a su favor, ubicando a nuestra moneda por debajo de los 20 pesos.

Hay decisiones en el país que pueden cambiar de un momento a otro nuestro futuro. En junio, por ejemplo, vivimos las elecciones más grandes de la historia del país en las que muchos intereses estaban en juego. De alguna manera, la elección se polarizó en dos frentes: la continuidad del proyecto de nación del gobierno en turno ,o bien, un freno desde la Cámara de Diputados a las políticas de Palacio Nacional. Los resultados finalmente dejaron tranquilos a los mercados. 

Este par de ejemplos sirven para ilustrar los tiempos volátiles que vivimos en México y otros países. Por ello es importante hablar sobre cómo mantener a salvo el valor de nuestras inversiones.

Adquirir bienes inmuebles es una manera de blindarse ante adversidades en el entorno político y económico debido a que las propiedades en lugar de depreciarse como, por ejemplo, los automóviles, se aprecian porque son escasos y representan algo tangible. Además, si ese bien inmueble tiene características intrínsecas a la plusvalía, será aún más segura la inversión.

Por ello también es importante comprar un bien inmueble con características como:

  • Buena ubicación
  • Vías de comunicación
  • Servicios (agua potable, alcantarillado, drenaje, alumbrado público, electricidad, transporte público)
  • Aspecto y vista del entorno (relación con el medio ambiente)
  • Proyección de la zona (próximas construcciones)   

Pero volvamos al ejemplo del aumento de la tasa de interés. ¿Qué hubiera pasado si Banxico hubiera mantenido la tasa de interés en 4 puntos? Los pronósticos de los expertos indicaron que podía correrse el riesgo de una inflación aún más elevada de la que estamos padeciendo en esta primera mitad del año. 

Adquirir un bien inmueble no solo brindará tus inversiones, si no también tu futuro.